15 de julio de 2011

#Publicidad : Renault Sandero "Quintuple"

Publicis Buenos Aires presenta su nuevo spot para Renault Sandero, Quíntuple. Se trata del primer trabajo de Fabio Mazía en la dirección general creativa de la agencia y de Marcelo Vergara como dgc regional.

video


Via: AdLatina
Share/Bookmark

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece que tiene un mensaje jodido a nivel discriminacion.

mario burgos dijo...

Al parecer, al confeccionar la campaña no se ha tenido en cuenta que en Argentina si bien aumenta el empleo aún hay millones desempleados y subempleados que buscan ganarse la vida con lo que en el spot se muestra como patoterismo y vagancia y que en la realidad constituye mayoritariamente un trabajo tan genuino como cualquier otro. Un trabajo que da tranquilidad a quienes dejamos nuestros autos en la calle porque no dan a basto ni estacionamientos ni cocheras o simplemente porque no tenemos los 15/20 mangos que sale una hora de estaconamiento.
Tampoco se ha tenido en cuenta que, sólo este año hubo 2 muertos en Parque Indoamericano, 3 en Formosa, 4 en Jujuy, todos muertos por discriminaciòn y agresión contra pobres.
Tampoco que Mauricio Macri hizo una campaña contra los TRAPITO, identificándolos abiertamente como delincuentes. Ni que cada un par de semanas esto lo sigue alguno de sus funcionarios o algún medio masivo de comunicación.
O tal vez Uds entienden que una publicidad no viene a reforzar estas acciones de fragmentación colectiva y promoción de la violencia social.
También pude suceder que al pensar cómo promocionar un auto de media gama apelaron a este clasismo decimonónico como forma de instalar -vía emulación- en quien compra este auto la creencia de pertenecer al grupo de los que compran alta gama.
Tal vez no se pensó que muchos de los trapito de hoy son hijos o nietos de las decenas de miles y miles de trabajadores de Renault y subsidiarias echados a la calle -cuando no secuestrados, asesinados o encarcelados- en la última dictadura y de nuevo en los´90.
Podría seguir, pero alcanza con lo mencionado para afirmar que esta campaña es estigmatizante, contribuye a consolidar prejuicios y actitudes paranoicas en sectores medio altos y altos, contribuyendo de este modo a aumentar las brechas que se promueven en nuestra sociedad.
Hace un par de años, en una premiación en que me tocó participar, ví cómo premiaban también la publicidad del Ford K. En esa, un padre monstruo sacudía repetidamente varios autos para que caigan, personas (siluetas, en los spot) en la boca de un hijo monstruo que se iba calmando conforme los deglutía. Caían como caían las personas arrojadas de los aviones en los ´76/83, claro que aquellas eran arrojadas al mar y éstas a la boca de un monstruito simpático. Tampoco la agencia que hizo esa publicidad tuvo en cuenta que estaba reproduciendo una escena de épocas genocidas. Y que estaba haciéndolo para la fábrica que produjo decenas de secuestrados desparecidos entregando listas negras a la dictadura. Además de los negociados por los Falcon
Es lamentable que vuelva a suceder, pero inevitable: lo que la conciencia colectiva no acaba de saldar de manera explícita y convalidar en las instituciones resurge en los modos y lugares más inesperados. Sobre todo en aquellos espacios que se proponen moldear los modos de consumir, es decir lo modos de pensar y de actuar.
Como se puede ver, sólo los medios y la iglesia deben su revisión de un discurso que no se despoja de la impronta dictatiorial. Quienes crean para ellos también.

Publicar un comentario